Movimiento estudiantil universitario (MEU) acepta regresar el lunes a clases