jueves, junio 13, 2024
24 C
San Pedro Sula
VER MAS

    MP logra sentencia de privación contra 183 bienes ligados a grupo que movió atípicamente más de 1400 millones de lempiras

    Tegucigalpa. Francisco Morazán. La Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (FESCCO) logró una sentencia declaratoria de comiso sobre 183 bienes divididos en 56 inmuebles, 81 muebles, tres sociedades mercantiles, 43 productos financieros y un lote de semovientes, propiedad de Javier Antonio Cerrato Oliva, su núcleo familiar y socios.

    Los activos y negocios que pasarán al Estado están ubicados en los departamentos de Colón, Yoro, Atlántida y Francisco Morazán y conforme a las investigaciones de la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) gran parte fueron adquiridos en apenas tres años dentro del periodo de 16 años indagados.

    - PUBLICIDAD -

    Este caso se abrió en 2006 y se estima que el monto injustificado de capital del Clan Cerrato ascendió a casi 1500 millones de lempiras (L 1,497,128,728.73).

    Durante ese tiempo, en diferentes ocasiones el Ministerio Público recibió reportes de operaciones o transacciones atípicas de parte de la Unidad de Información Financiera (UIF) de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS).

    De manera que, mediante diversas diligencias, la FESCCO y la DLCN documentaron el crecimiento económico desproporcionado de Cerrato Oliva, quien comenzó a operar la Ferretería Javier en Tocoa con un capital de 35 mil lempiras (L 35,000.00) y posteriormente llegó a manejar cantidades millonarias no acordes con la actividad que realizaba.

    Además, se logró establecer la vinculación de los movimientos y relaciones financieras entre el los titulares de derecho en este caso y Wilter Neptalí Blanco Ruíz, extraditado y condenado por narcotráfico en Estados Unidos, así como con la corporación Blanco y Melgar, igualmente de su propiedad.

    En los bienes contra los cuales recayó la sentencia de privación de dominio figuran como dueños Javier Antonio Cerrato Oliva, sus parejas sentimentales Zonia Anabel Padilla Cruz y Blanca Francisca Canelas Munguía y sus hijos José Alfredo Cerrato Canelas, Máximo José Cerrato Canelas, Javier Antonio Cerrato Padilla y Lindley Lorena Cerrato Cruz, al igual que las empresas Ferretería Javier, Javier Ferretería S. de R.L. y Centro de Cerámicas e Interiores Javier S. de R.L.

    En el presente juicio, la fecha de notificación de la sentencia por escrito se señaló para el próximo 26 de junio.

    Boletín Informativo

    Suscríbase para recibir nuestro contenido más reciente.

      No le enviaremos spam. Puede darse de baja en cualquier momento.

      Ultima Hora