Mujeres ganan espacio con sus trabajos y demuestran que no son el sexo débil