5 años de cárcel para la española que no entregó a sus hijos al padre, acusado de malos tratos

465

El Juzgado de lo Penal número 1 de Granada ha condenado a 5 años de prisión a Juana Rivas, la madre española que estuvo un mes en paradero desconocido para evitar entregar su hijos a su padre, Francesco Arcuri, acusado de malos tratos y condenado por un delito de lesiones en 2009.

La sentencia, dictada por el juez Manuel Piñar, le impone dos años y medio de cárcel por la sustracción de cada menor; seis años de inhabilitación para ejercer la patria potestad; una indemnización de 30.000 euros por daños morales y material a su expareja y padre de los menores; y el pago de las costas del juicio. Juana Rivas dispone ahora de 10 días para recurrir ante la Audiencia de Granada, y ya ha anunciado que tiene intención de hacerlo.

Esta madre española fue acusada de sustracción de menores cuando en 2016 se llevó a los niños a Granada, en Andalucía (sur de España), de vacaciones, y no regresó a su domicilio, en Italia, con ellos. En lugar de eso, se puso en contacto con el Centro de la Mujer para solicitar asesoramiento y denunciar que estaba siendo víctima de malos tratos por parte de Arcuri, que por entonces era su pareja.

Rivas decidió entonces quedarse en España e interponer una denuncia para obtener la patria potestad de sus hijos y evitar regresar con el hombre al que ella acusaba de ser un maltratador.

Tras una denuncia de Arcuri por sustracción de menores, la Justicia italiana dio la razón al padre y cursó una orden internacional para que los niños fueran devueltos a Italia.