Académicos chinos proponen un ‘fondo de fertilidad’ para fomentar el crecimiento de la población

254

Varios profesores universitarios de China han propuesto que su país cobre un impuesto especial a los integrantes de las parejas sin hijos en las que ambos sean menores de 40 años y reciban un salario (DINK, por sus siglas en inglés), informa el diario británico Daily Mail.

Hu Jiye, profesor de Economía de la Universidad de Ciencias Políticas y Derecho de China, apuesta por esta medida porque considera que nadie se hará cargo de esas personas cuando sean mayores porque no tienen descendencia y, por lo tanto, consumirán recursos sociales.

Este académico aboga por que, con el dinero recaudado con esa medida, su país cree un ‘fondo de fertilidad’ para subvencionar a las familias de China que tengan dos hijos o más, como propusieron sus colegas Liu Zhibiao and Zhang Ye, profesores de la Universidad de Nanjing.

Sin embargo, las familias afectadas por nuevo impuesto podrán retirar su dinero y recibir un subsidio oficial cuando tengan dos o más criaturas. En cualquier caso, algunos chinos consideran que esta recomendación resulta injusta para las personas que prefieren no tener más de un niño.

 ¿Por qué es importante para China?

La coyuntura demográfica de China podría provocar problemas en su mercado laboral, debido a que en 2017 se registraron 17,23 millones de nacimientos, 630.000 menos que el año anterior y la natalidad sigue cayendo, mientras que el número de mujeres chinas en su edad de fertilidad máxima disminuirá un 40 % en 10 años.

Esta situación se debe a que la mayoría de las familias están acostumbradas a tener pocos integrantes, como consecuencia de imposición de la política del ‘hijo único’ de 1979 a 2016.

Según el estudio, las personas nacidas entre 1986 y 1990 son las más idóneas para tener hijos y les quedan solo dos años de su período de fertilidad máxima, así que China “debería aprovechar la oportunidad para maximizar” esta situación.