Al menos 98 muertos y cientos de turistas atrapados tras el terremoto de Lombok

594

En torno a 200 españoles se encuentran ya en el aeropuerto de Mataram, en la isla indonesia de Lombok, a la espera de ser evacuados tras el terremoto de magnitud 6,9 que sacudió anoche la región y que ha causado 98 muertos y 209 heridos.

Los afectados dejarán la isla entre “hoy y el jueves”, precisó en una publicación en Twitter la Embajada de España en Indonesia. “Desaconsejamos volar a Lombok y a las tres islas Gili, que han sido evacuadas, en los próximos días”, apuntó el mensaje de la delegación diplomática.

Las autoridades indonesias organizaron por nacionalidades a los viajeros que desde primera hora de la mañana han ido llegando al aeródromo, según dijo a Efe el español José María Sánchez, de 39 años, en conversación por Twitter.

“Ya están organizando a turistas por países. Los de la UE (Unión Europea) vamos juntos”, dijo Sánchez, natural de Málaga. “Más de 20 seguro. Yo diría que al menos 50”, añadió el viajero en relación al número de españoles que se encuentran en el aeropuerto.Según Sánchez, varios de ellos sufrieron heridas leves debido a la caída de objetos. “Yo creo que tengo roto un dedo del pie, y se ven muchas torceduras y magulladuras”, relató el turista.

El terremoto, que el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS), que vigila la actividad sísmica en todo el mundo, rebajó hoy la magnitud de 7 a 6,9, y situó el hipocentro en 31 kilómetros de profundidad, frente a los 10 iniciales, golpeó el norte de la isla a última hora, pasado el atardecer.

“Estábamos en Senggigi (en la costa oeste de Lombok), a unos 300 metros de la playa. Acabábamos de llegar al hotel cuando vino el primer temblor, el más fuerte de todos. Se zarandeó el edificio entero y comenzaron a caer cascotes”, explicó. “Como (…) la piscina era el único lugar sin techo, nos lanzamos unos pocos”, añadió.

Según Sánchez, tras el temblor, el personal del hotel desapareció y los turistas se organizaron entre ellos para afrontar la noche, para lo que contaron con la ayuda de vecinos. “Llegamos a un descampado donde pasar la noche. Allí la red se iba y venía. Conseguimos hablar con la familia y tranquilizarlos. Ha habido decenas de réplicas, alguna bastante fuerte también”, explicó el turista español.

“Esta mañana, y ayudado por algún local, conseguimos subir al autobús lanzadera al aeropuerto y aquí llevamos desde las 8 o así”, continuó Sánchez, quien aseguró que la información de la Embajada les llega con cuentagotas.

El portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho, dijo que un millar de turistas, indonesios y extranjeros, han sido evacuados en barco de las populares islas Gili Air, Gili Meno y Gili Trawangan, situadas al noroeste de Lombok, sin que se hayan registrado heridos entre ellos.

Imágenes difundidas por el portavoz a través de Twitter mostraron una playa de una de estas tres islas abarrotada de turistas a la espera de ser evacuados. “Turistas extranjeros esperan ser evacuados de Trawangan, Meno y Air. La limitada capacidad de los barcos provoca que la evacuación sea gradual”, dijo Sutopo en el mensaje.

En Air se encuentra otra española, Laura Rodrigo, que trabaja como cocinera en uno de los establecimientos turísticos de la isla donde se prepara para pasar la noche. “En la isla no hay nadie local, todos se han ido a Lombok para ver a las familias”, dijo Rodrigo a Efe en conversación a través de Facebook.

“Hemos decidido quedarnos, pero no hay nadie, no hay militares ni nadie que nos pueda ayudar, sólo la gente de los centros de buceo que tenían barco (…) Hoy nos vamos a resguardar por si hay otro terremoto y mañana a ver si podemos tener alguna solución”, añadió.

El distrito de Lombok Norte es la zona más afectada por el sismo. La mayoría de víctimas mortales murió aplastada por el derrumbe de edificios y los heridos tienen que ser atendidos en el exterior de los hospitales por el mal estado en que han quedado los edificios, según la Agencia.

Miles de casas y edificios se han hundido a causa de la sacudida que hasta las ocho de la mañana hora local (00. 00 GMT) había sido seguida por 132 réplicas, incluidas varias de magnitud superior a 5, añadió Sutopo.

El terremoto ocurrió una semana después de que la misma isla fuera sacudida por otro de magnitud 6,4 que ocasionó 16 muertos y más de 300 heridos, además de daños en edificios e infraestructuras. BNPB reforzó los equipos de rescate que trabajan en la zona en búsqueda de supervivientes y víctimas bajo los escombros y la asistencia a las personas afectadas.

El Ejército indonesio también desplegó en avión a más tropas, incluido personal médico, que se dedicarán a habilitar hospitales de campaña, tiendas para alojar a los desplazados y a reparar los sistemas de comunicaciones, indicó BNPB en un comunicado.

Wl terremoto y la inicial alerta de tsunami provocó escenas de pánico entre la población, que salió corriendo de sus casas, muchas de ellas dañadas por la sacudida de la semana anterior. ”El principal objetivo ahora es la búsqueda, rescate y asistencia de personas afectadas y satisfacer su necesidades básicas”, dijo BNPB que señaló como necesidades urgentes a personal médico, agua limpia, comida, mantas y medicinas.

La isla de Lombok, dominada por el volcán Rinjani, se encuentra al este de Bali, principal destino turístico de Indonesia. Indonesia se asienta sobre el llamado “Anillo de Fuego del Pacífico”, un área de gran actividad sísmica y volcánica sacudida por unos 7.000 temblores al año, la mayoría moderados.