Así de lujosa es la mansión más costosa de Miami

143

Más que una mansión es un palacio de estilo neoclásico y mediterráneo construido sobre casi 2.4 acres frente a la bahía de Biscayne.

Y si se vende por lo que aspira el dueño, un empresario cubano dedicado al negocio del paisajismo, será la casa unifamiliar más costosa de Miami, según avalúos de tasadores citados en la prensa especializada del sector inmobiliario.

Manuel Díaz, dueño de una empresa de viveros y paisajismo en Homestead, ha cifrado el precio de oferta de su propiedad en $55 millones.

Se trata de una de las propiedades más elegantes del Sur de la Florida, donde la belleza natural es su mayor arte. Está ubicada en Gables Estates Club, una urbanización exclusiva y privada en Coral Gables.

Con un estilo arquitectónico que emplea columnas estilo dórico, frontones, bóvedas y arcos, en el que predomina la sencillez sobre la opulencia, la mansión de 14,031 pies cuadrados cuenta con seis habitaciones, diez baños en la estructura principal, una sala de cine, un garaje para cuatro automóviles, dos estudios, una sala de juegos y dos casas para huéspedes, indica la descripción de la agencia inmobiliaria a cargo de la venta, One Sotheby’s

Y si eso no fuera suficiente, tiene además un muelle para acoger un yate de 90 pies de eslora.

Hasta la fecha, el precio récord de venta de una vivienda en Miami se alcanzó en 2017, cuando Alan Potamkin, dueño de uno de los consorcios de concesionarios de autos más grandes del país, vendió su casa por $43.7 millones, de acuerdo con los registros de propiedad citados por el diario The Wall Street Journal.

Díaz, un exiliado cubano santaclareño que fundó Manuel Diaz Farms en 1969 sobre 10 acres de tierra al sur de Florida City, compró la mansión por $6.4 millones en 2003, informó la publicación financiera. De modo que si consigue venderla por el precio de oferta, habrá ganado decenas de millones de dólares.

Claro que, fiel a su especialidad, Díaz invirtió previamente millones para labrar un paisaje natural sin igual en los jardines de su mansión, que abrigan más de 600 especies de palmas, árboles, plantas y flores, todas perfectamente posicionadas para reverdecer el paisaje.

El corredor inmobiliario de la mansión, Dennis Carvajal, dijo al Journal que su cliente se dispone a venderla dado que sus hijos han crecido y la vivienda, si bien espléndida, es demasiado espaciosa.

“Es algo que ellos han disfrutado durante 10 años pero la realidad es que es una casa más grande de lo que necesitan”, afirmó el agente.