Aumentan a 36 los muertos por incendio en California

111

Los investigadores buscan indicios de crimen en el incendio que causó la muerte de 36 personas en una bodega de Oakland, California durante una fiesta el sábado por la noche.

Autoridades dicen que hasta ahora solo un 20 por ciento del edificio ha sido registrado. Melinda Dayton, una funcionaria local, dijo que “Este será un largo y arduo proceso, pero queremos asegurnos que respetamos a las víctimas y sus familiares y la seguridad de los bomberos”.

La oficina del fiscal de distrito envió un equipo de investigadores al lugar del siniestro, que ya estaba bajo investigación por violación a los códigos municipales.

El espacio estaba autorizado solo como bodega y los vecinos constantemente se quejaban de que había gente viviendo ilegalmente en el lugar.

Las autoridades no han dado información sobre la pareja que operaba el lugar, identificados como Derick Ion Almena y Micah Allison, y que se cree no estaban presentes en el momento del incendio.

El edificio había sido convertido en un estudio de artistas, que visitantes y exinquilinos describieron como una trampa mortal, llena de escombros de madera, desordenas instalaciones eléctricas y de solo dos salidas.

La conflagración atravesó un almacén improvisado como discoteca. “La búsqueda de los escombros en el edificio llevaría días”, dijo la jefe de bomberos de Oakland, Teresa Deloach Reed.

Tal como lo advirtieron las autoridades, el número de víctimas mortales fue en aumento durante el fin de semana a media que se fueron encontrando más cadáveres. Primero fueron nueve, luego se informó de 24 y finalmente de 33.

“Estaremos aquí por días y días por venir”, dijo el Sargento Kelly.

Melinda Drayton, jefe de batallones del Departamento de Bomberos de Oakland, dijo que los trabajadores de rescate habían pasado la noche en el almacén carbonizado, quitando los escombros “literalmente cubo por cubo”.

El siniestro se convierte en uno de los incendios más mortales en los Estados Unidos en la última década