Batalla campal entre miembros de una iglesia evangélica y los hinchas del Alianza de Lima

487

La toma del estadio Alejandro Villanueva del Club Alianza Lima (Perú) por parte de integrantes de la Iglesia Cristiana Mundial El Aposento Alto causó profundo rechazo en los hinchas de ese equipo de fútbol, quienes trataron de sacar a esas personas por la fuerza con palos y piedras.

Esos fieles se instalaron en un terreno conocido como Matute y generaron que los fanáticos de la institución deportiva se congregaran para expulsarlos, según La República.

Los aficionados se concentraron en los alrededores desde las 7:00 de la mañana de este 10 de septiembre y decidieron desalojar a la congregación religiosa de “su casa”, publicó Ojo.

Durante los hechos, la Policía tuvo que emplear incluso gases lacrimógenos para separar a ambos grupos. En esa intervención se produjeron al menos dos heridos y varias detenciones.

Comunicado del Alianza

Luego de estos hechos, ampliamente difundidos en los medios locales, la directiva del Alianza de Lima difundió un comunicado oficial a través de su cuenta de Twitter en el que calificó esa presencia del grupo evangélico como una “usurpación” y ratificó que la entidad es propietaria del complejo deportivo.

Asimismo, el club futbolístico pidió “calma a la población” y responsabilizó a esa iglesia por las “pérdidas o deterioros” que puedan ocurrir.