Cambio climático amenaza medio centenar de bienes de Patrimonio de la Humanidad en el Mediterráneo

215

Numerosos bienes declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco ubicados en áreas costeras del Mediterráneo están cada vez más expuestos a los riesgos relacionados con la subida del nivel del mar, según un estudio publicado este martes en la revista Nature Communications. Bajo esta amenaza se encuentran lugares tan icónicos como la laguna veneciana y la torre inclinada de Pisa.

La autora principal, la Dra. Lena Reimann, de la Universidad de Kiel (Alemania), detalló que, en las condiciones actuales, de los 49 bienes ubicados en las zonas costeras bajas del Mediterráneo, un total de 47 corren peligro, 37 de los cuales están amenazados por inundaciones y otros 42 por los efectos de la erosión costera.

Se prevé que de aquí al año 2100, el riesgo de erosión de estos bienes pueda incrementarse en un 13 %, mientras que el riesgo de inundación podría duplicarse. De acuerdo con el estudio, solo dos de ellos, la medina de Túnez y el sitio de Xanthos-Letoon, en Turquía, parecen estar a salvo de estas amenazas.

Italia lidera la lista de los países con mayor cantidad de Patrimonio de la Humanidad en riesgo de erosión, entre ellos, la laguna de Venecia, la torre inclinada de Pisa, el centro histórico de Nápoles, las villas palladianas en Vicenza y el delta del río Po.

Otros edificios y sitios emblemáticos de la lista son el templo de Artemisa en Éfeso (Grecia), una de las siete maravillas del Mundo Antiguo, así como el conjunto arqueológico de Tarraco (Tarragona, España), considerado el más antiguo asentamiento romano en la península Ibérica, y el paisaje de la sierra de Tramuntana, en las Islas Baleares (España), que se encuentran en el tercer nivel de una escala de cuatro en cuanto a riesgo de erosión.

“Nuestros resultados son una guía de primer orden para determinar dónde son más urgentes las adaptaciones y pueden ayudar a los responsables políticos a iniciar estudios a nivel local para encontrar medidas y estrategias adecuadas para cada lugar”, señalan los investigadores. Asimismo, en su estudio los científicos sugieren que la situación de este Patrimonio de la Humanidad debería concienciar a la población acerca de las amenazas del cambio climático.