Catalunya vota sí a la independencia

49

Los ciudadanos catalanes estaban llamados a acudir a las urnas en unas elecciones que se han definido como plebiscitarias. Y lo han hecho. Las elecciones del 27S se han convertido en las elecciones con mayor participación de la historia en el Principado (77,3%). Una alta participación se asociaba con una derrota independentista, sin embargo, la coalición sobiranista ha ganado holgadamente logrando 62 escaños.

El objetivo independentista era lograr la mayoría absoluta del Parlament de Catalunya, es decir, sumar 68 de los 135. Este objetivo se consigue sumándole a los escaños de Junts pel Sí los de la CUP (10), en total, 72.

Hay que destacar la fuerte caída del partido que gobierna con mayoría absoluta en España, el PP, que sólo ha obtenido 11 escaños viendo como Ciutadans se ha erigido como el principal partido del NO (y de la derecha) ya que han logrado 25 escaños y se han colocado como principal fuerza de la oposición.

El PSC, que tradicionalmente ha sido el 2º partido en Catalunya, ve perder esa condición en beneficio de, como hemos dicho, C’s. Sin embargo, aunque obtienen los peores resultado de su historia en el Parlament, minimizan el batacazo que las encuestas pronosticaban quedándose con 16 escaños.

Catalunya Sí que es pot, la coalición ICV+EUiA+Podem+Equo ha decepcionado consiguiendo 11 (empeorando los últimos resultados de ICV), algo que deja muy tocadas las aspiraciones de Pablo Iglesias, que se había involucrado fuertemente en la campaña electoral junto a Lluís Rabell.

Por último, hay que hacer mención especial a Unió, que se presentaba a estas elecciones por separado de Convergència por primera vez, sufriendo un importante contrapié ya que no han tenido suficientes apoyos para entrar en el hemiciclo.

Habrá que esperar para saber qué pasos se van a seguir a continuación, después de unas elecciones en las que el sobiranismo ha ganado con mayoría absoluta de escaños, no de votos. Si hacemos referencia a los votos, es más complicado definir porcentajes ya que si contamos únicamente los votos de las listas abiertamente independentistas, Junts pel Sí y la CUP, se quedan cerca del 50% de los votos pero sin alcanzarlo. No obstante, hay que mencionar que Catalunya Sí que es pot aglutina votantes simpatizantes de la independencia y, de hecho, se ha pronunciado a favor de realizar un referéndum, por lo que habrá que ver qué conducta adopta, ya que si miramos a los partidarios del referéndum, los escaños aumentan hasta 83.

El caso es que ahora se abre un proceso de incertidumbre que puede llevar a una separación de Catalunya de España, sin conocer aún del todo claro qué ruta seguirán los partido políticos. A falta de saber el resultado de los votos por correo, que presumiblemente serán de carácter sobiranista, parece claro que Catalunya ha votado, y ha votado Independencia.