Centenares de evacuados del sur de Siria llegan a territorios controlados por insurgentes

505

Centenares de rebeldes y civiles evacuados de la provincia de Quneitra, en el sur de Siria, llegaron este sábado a los territorios controlados por los insurgentes en el noroeste del país, indicaron un periodista de la AFP y una ONG.

Las evacuaciones de Quneitra, una provincia situada junto a la parte de los Altos del Golán anexionada por Israel, son el resultado de un acuerdo de capitulación con los rebeldes de la zona negociado con Rusia, aliada del régimen de Bashar Al Asad.

El acuerdo llega tras una ofensiva del régimen y prevé un alto el fuego, el abandono por parte rebelde de su artillería media y pesada, el retorno de las instituciones estatales a Quneitra así como la salida hacia otros territorios rebeldes de los combatientes que rechacen el acuerdo.

“El primer convoy de evacuados, que transporta a unas 2.800 personas, rebeldes y civiles, llegó al paso de Morek”, una zona de tránsito hacia la provincia de Hama que une territorios del régimen e insurgentes, anunció el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

Un periodista de la AFP en el lugar vio llegar unos cincuenta autobuses que llevaban a bordo a combatientes y a su familias.

Un grupo de hombres que llevaban armas compartieron una comida frugal mientras cerca del autobús mujeres y niños esperaban con sus maletas, indicó el periodista.

Poco después, los pasajeros subieron a otros autobuses fletados por oenegés locales para ir hacia campos de acogida temporales en la provincia de Idlib (noroeste) o Alepo (norte).

“Más de la mitad de los evacuados son mujeres y niños”, indicó el director del OSDH, Rami Abdel Rahman. “Se espera una segunda ola de salidas hacia Quneitra”, añadió.

El régimen de Bashar Al Asad lanzó una ofensiva en el sur del país el 19 junio. Gracias a los combates y a los acuerdos de capitulación, el régimen ha recuperado el control de más del 90% de la provincia de Deraa, cuna de la revuelta de 2011 contra el poder.

Parte del territorio en la provincia de Deraa sigue en manos de los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) y es objeto de bombardeos del régimen.

El viernes 26 civiles murieron por ataques aéreos en esta zona, en el suroeste de Deraa, indicó el OSDH, que indicó que los bombardeos del régimen y Rusia seguían el sábado.

Los combates del sábado en esta zona dejaron 13 muertos entre las fuerzas del régimen, ocho de ellos en un atentado suicida de los yihadistas, indicó el OSDH.

El conflicto en Siria es cada vez más complejo por la participación de países extranjeros y grupo yihadistas, en un territorio muy fragmentado. Desde que empezó la guerra en 2011 han muerto más de 350.000 personas.

Fuente AFP