China: Alumno muere entre brotes de sangre tras ser castigado en una escuela por hablar en la siesta

184

Un adolescente murió al cumplir un castigo que le impusieron los maestros de su escuela por hablar durante la hora de la siesta. El incidente ocurrió en la localidad china de Xinshao el 16 de septiembre y está siendo investigado por las autoridades.

El alumno, identificado por su apellido como Zhang, de 16 años, tuvo que subir una pendiente de 20 metros realizando “saltos de rana” con las manos puestas detrás de la espalda, según el diario South China Morning Post. Apenas lo hizo, perdió la conciencia y fue hallado con sangre brotándole por la boca, nariz y oídos.

Zhang fue llevado a un hospital, donde los médicos solo pudieron certificar su muerte. Los familiares afirman que era “fuerte y activo”. El amigo, con quien había hablado en la hora de descanso, no sufrió ningún daño tras ser sometido al mismo castigo.