Conmoción en Bolivia por niño de 3 años con cáncer al que extirparon un riñón sano por error

143

El caso de Sebastián Justiniano, un niño boliviano de 3 años que padece cáncer, ha conmocionado a ese país debido a que le extirparon por error un riñón sano en un centro de salud.

El pequeño, a quien le diagnosticaron cáncer de riñón, fue intervenido quirúrgicamente en el Hospital Oncológico de Santa Cruz, en el este del país andino, donde le extrajeron por error el órgano sano.

Tras esa mala praxis, el infante se encuentra a la espera de un donante.

El Gobierno corre con los gastos

Al conocer la situación, el presidente boliviano, Evo Morales, manifestó su preocupación a través de Twitter y pidió abrir un debate en el país sobre los “mecanismos de protección al paciente”. El Ministerio de Justicia se pronunció posteriormente.

Luego de esas declaraciones, el pasado 7 de septiembre, el titular del Ministerio de Justicia, Héctor Arce Zaconeta, aseveró que el Gobierno boliviano se haría cargo del trasplante de riñón del niño.

Arce Zaconeta afirmó que el Estado correrá “íntegramente con los costos” en conjunto con el Ministerio de Salud. “Queremos dar a Sebastián la posibilidad de que el trasplante sea lo antes posible”, agregó en esa oportunidad.

Previamente, la Fiscalía boliviana había designado una comisión de juristas para iniciar las investigaciones.

El estado de Sebastián

El pequeño debe someterse a quimioterapia debido a que tiene metástasis en el pulmón y continuar con hemodiálisis en el riñón con células cancerígenas.

El menor presenta una “evolución favorable“, aseveró el doctor Dorian Jiménez, responsable de Redes Urbanas del Servicio Departamental de Salud (Sedes), quien adelantó que le retiraron la sonda nasogástrica y que ha comenzado a ingerir alimentos por vía oral, informa El Deber.

¿Dónde está el médico?

El galeno Róger Moreno, según el fiscal José Parra, fue imputado por la presunta mala praxis, recoge Cambio.

Actualmente el especialista se encuentra vigilado por un escolta policial en el Hospital Obrero, en La Paz, tras sufrir un preinfarto.

Este miércoles se conocerá si podrá defenderse desde la prisión o en libertad por el delito de “lesiones gravísimas”. El lugar de reclusión podría ser la cárcel de Palmasola, en La Paz.

El cirujano ya había estado detenido en ese recinto penitenciario, indicó el juez Martín Camacho, entrevistado por La Razón, debido a una mala práctica ocurrida en el 2012.

Se conoció que firmó un acuerdo con la familia de Justiniano para correr con los gastos que no cubre el seguro y dar un aporte mensual de un salario mínimo, que corresponde a 2.060 bolivianos (299 dólares).

Otros casos de mala praxis

Las investigaciones arrojaron que posee siete procesos judiciales abiertos, de los cuales dos son por homicidio culposo, según un documento presentando por el canal Abya Yala.

Fue imputado por homicidio culposo por la muerte por una infección de otro menor de edad, al que dejó material quirúrgico dentro de su cuerpo. Según el abogado de la familia del fallecido, Roberto Parada, el galeno los presionó para que abandonaran el caso, y así ocurrió luego de tres años de litigios legales.

Por su parte, Abraham Quiroga, abogado del médico, sostuvo que la acusación “no se adecúa a la conducta” del citado doctor, debido a que las lesiones causadas no fueron premeditadas, reseña Red Uno.