Conmovedora foto de hombre con gatito muestra los estragos de Florence

229

Un sobreviviente del devastador paso del huracán Florence por Carolina del Norte protagoniza junto a su pequeño gato una de las imágenes más conmovedoras del desastre natural.

Se trata de Robert Simmons, quien fue rescatado de las catastróficas inundaciones junto a su gatito Survivor.

La imagen muestra al hombre con una cara de completo desconcierto rodeado de agua y con un gato sentado tranquilamente sobre su hombro, a pesar de estar empapado.

La impactante imagen fue capturada por el reportero Andrew Carter, quien la compartió por medio de su cuenta de Twitter para contar la historia de Robert.

Robert huyó de su casa en New Bern luego de que el área comenzara a inundarse frenéticamente. El hombre le contó a Andrew que su padre decidió quedarse a pesar de la inundación y quien lo siguió fue el pequeño gatito.

El hombre detalló que apenas tenía unas semanas con el pequeño felino, aun así decidió llevárselo y tras darse cuenta de cómo se aferró a su cuello para sobrevivir decidió bautizarlo como Survivor.

La poderosa fotografía tomada por Andrew, reportero del Charlotte Observer, ha sido catalogada como la imagen que captura la tragedia que azotó a la costa este de Estados Unidos.

“Conoce a Robert Simmons. Estaba atrapado en su casa desde la noche anterior, cuando las aguas crecían en New Bern. Un bote vino y lo rescató hace un momento. Estaba triste por dejar a su padre, pero se fue con su gatito abrazando su cuello. El nombre del gato: Survivor, dijo Simmons. #HurricaneFlorence2018”, es el mensaje del periodista en Twitter.

Robert fue rescatado junto a Survivor el pasado viernes 14 de agosto, apenas unas horas después de la llegada del huracán Florence a las Carolinas.

Por medio de su cuenta de Twitter, Andrew ha documentado algunos de los rescates que se han llevado a cabo en varias áreas de la costa del estado, incluso de mascotas.

En varias fotografías muestra como voluntarios se unieron para rescatar a los animales que estaban en un refugio inundado.