La Organización Internacional de Migración (OIM) de las Naciones Unidas informó que este jueves que al menos 180 migrantes fueron obligados a salir de un barco por contrabandistas en las costas de Yemen.

Este incidente se produjo apenas 24 horas después que traficantes de personas forzaron a más de 120 inmigrantes somalíes y etíopes a nadar en el mar cuando se acercaron a la costa de Shabwa, región perteneciente al gobierno yemení en el mar arábigo, lo cual dejó un saldo de 50 personas ahogadas.

Según información de agentes de la OIM, los migrantes intentaron llegar a países del Golfo Pérsico a través de Yemen, con las esperanzas de encontrar una mejor vida, y por temor a morir en medio de las guerras civiles que sufren sus naciones de origen.

Personal de la OIM indicó que encontró a los sobrevivientes en una de las playas de Yemen, quienes avisaron que muchos jóvenes fueron ahogados por los contrabandistas, entonces, se llevó a cabo un operativo de buceo en la zona, donde hallaron en la profundidad del océano los 29 cuerpos de adolescentes muertos en la playa de Shabwa. La organización está en estrecha coordinación con el Comité Internacional de la Cruz Roja para garantizar el cuidado de los resto de los migrantes.

Los adolescentes muertos tenían apenas una edad de 16 años, la mayoría de ellos eran originarios de Somalia y Etiopía, e intentaron llegar a los países del Golfo Pérsico y Europa debido a los conflictos bélicos que continúan desplazando a miles en sus naciones.

El personal médico de la OIM prestó atención a los 27 supervivientes, mientras que 22 personas siguen desaparecidas. Sin embargo, otros 47 continuaron con su camino para llegar a sus nuevos destinos.