Leopoldo López y Antonio Ledezma fueron devueltos a prisión en Venezuela por supuesto plan de fuga.

Los sacaron de su arresto domiciliario en la madrugada del martes por, además, hacer proselitismo político cuando lo tienen prohibido, informó TSJ.

“Se recibieron por fuentes de inteligencia oficial información que daban cuenta (sic) de un plan de fuga de dichos ciudadanos, por lo cual y con la urgencia del caso, se activaron los procedimientos de resguardo correspondientes”, señaló el Tribunal Supremo de Justicia en un boletín de prensa.

López y Ledezma, los presos más emblemáticos de la oposición venezolana, fueron sacados de sus viviendas en la madrugada de este martes por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), según la Corte, tras ser “verificado el incumplimiento de las condiciones impuestas para que se mantuvieran bajo arresto domiciliario”.

López y Ledezma fueron recluidos en la prisión militar de Ramo Verde, en las afueras de Caracas, confirmaron sus abogados y parientes.

El alcalde fue sacado de su casa en pijama, según imágenes publicadas en redes sociales. Su esposa, Mitzy Capriles, pidió desde España que un “equipo forense” examine al dirigente.

“Mitzy. Por la fuerza a golpes y empujones se llevan a Antonio de nuestra casa. Hacemos responsable al régimen por su vida e integridad!!!”, publicaron familiares en su cuenta de Twitter.

“Tenemos una profunda angustia”, dijo Capriles en rueda de prensa, tildando la acción de “secuestro”.

En los últimos días, ambos líderes habían publicado videos en los que instaban a no votar en la elección, el domingo, de la Asamblea Constituyente.

El TSJ precisó que López tenía prohibido hacer “proselitismo político” porque su sentencia está en firme.

Por su parte, Ledezma, alcalde de Caracas, tenía “la obligación de abstenerse de emitir declaraciones ante cualquier medio”.

 Aquí el momento en que fueron por llevados Ledezma y López