Daniel Ortega asegura que Nicaragua dará la “batalla” en la OEA

540

El presidente de NicaraguaDaniel Ortega, manifestó que su país dará la batalla ante la Organización de Estados Americanos (OEA) tras aprobar la creación de una comisión especial con el fin de apoyar el diálogo nacional y contribuir a la búsqueda de soluciones a la crisis, que ha dejado entre 317 y 448 muertos.

“Yo veo que, aún con el debilitamiento que tiene la OEA, tenemos que seguir dando la batalla. Es un espacio que está ahí y hay que dar la batalla”, señaló el mandatario en una entrevista ofrecida al diario en línea estadounidense GrayzoneProject.

La formación de esta comisión especial, aprobada el jueves pasado, recibió el aval de 20 de los 34 países que son miembros activos de la OEA, mientras que otros cuatro estados votaron en contra, ocho se abstuvieron y dos estuvieron ausente.

Daniel Ortega criticó que Estados Unidos es uno de los promotores de la creación de ese grupo y no ha ratificado tratados internacionales en materia de derechos humanos.

“Son elementos que debilitan a la OEA, indiscutiblemente, pero lo que más debilita a la OEA en estos momentos, es la actitud revanchista de gobiernos de derecha que hoy hacen mayoría en América Latina y que han hecho cuerpo con los Estados Unidos, o dirigidos por los Estados Unidos”, reprochó.

Por otro lado, Daniel Ortega reconoció que “hay una tendencia de emigrar” porque la crisis en Nicaragua no solamente ha dejado muertos, sino que también ha dañado la economía nicaragüense.

“Con el desempleo que ha generado esta crisis, el desempleado va a buscar otro camino, y buscan para Costa Rica que es más cercano, y buscan también para los Estados Unidos”, apuntó.

Como nota curiosa, Daniel Ortega dijo en la entrevista que no tiene una cuenta de Twitter, porque, según dijo: “¡Me volvería loco!” y que, a su juicio, “sería una pérdida de tiempo”.

Las protestas contra Daniel Ortega, a quien sus críticos acusan de abuso y corrupción, comenzaron el pasado 18 de abril por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en reclamaciones para que renuncie a la presidencia, que ocupa de forma ininterrumpida desde hace once años.