Denuncian rutinarios abusos sexuales y violaciones a mujeres en Corea del Norte

109

Un nuevo informe de Human Rights Watch (HRW), ONG dedicada a la defensa de los derechos humanos, presenta desgarradores relatos sobre los rutinarios abusos sexuales cometidos por funcionarios de Corea del Norte contra mujeres ordinarias con casi total impunidad.

El extenso reporte publicado este jueves se basa en decenas de entrevistas con víctimas de abuso sexual que han huido de Corea del Norte. El documento de casi 100 páginas revela un mundo opresivo donde los funcionarios, desde policías y guardias de prisiones, hasta supervisores de mercados, no enfrentan prácticamente ninguna consecuencia por su abuso cotidiano de mujeres.

“Un secreto ampliamente tolerado”

“El contacto sexual no deseado y la violencia que es tan común en Corea del Norte ha llegado a ser aceptada como parte de la vida cotidiana”, reza el informe.

De acuerdo con el director ejecutivo de HWR, Kenneth Roth, la violencia sexual en ese país es “un secreto abierto, no abordado y ampliamente tolerado”.

Temerosas de la desgracia social y las represalias, y con pocas o ninguna vía de recompensación, las mujeres de Corea del Norte rara vez denuncian los abusos. “La mujer norcoreana probablemente diría ‘me too’ [“a mí también”] si pensara que hay alguna forma de obtener justicia, pero sus voces son silenciadas”, señaló Roth.

Los hombres en el poder operan con impunidad y “cuando un guardia o un oficial de policía escoge a una mujer, esta no tiene más remedio que cumplir con las demandas que hace, ya sea por sexo, dinero u otros favores”, destaca el informe.