Ocho personas están desparecidas por deslizamiento de tierra en , ocurrió la noche del miércoles desde Val Bondasca y golpeó al pueblo de Bondo.

Aunque las primeras informaciones indicaban que el pueblo había sido evacuado y que no había heridos, esta mañana ha comenzado la búsqueda de esos ocho moradores de la localidad de los que se desconoce su paradero.

“En la región del Valle del Bondasca, ocho personas que estaban en la zona del derrumbe no han sido encontradas”, ha asegurado la policía cantonal de Grisones en un comunicado. “Desde anoche sabemos que hay ocho personas desaparecidas en la zona afectada”, que incluye el valle Bondasca, dijo en una rueda de prensa portavoz de la policía cantonal, Andrea Mittner.

Mittner explicó que se desconoce dónde desaparecieron exactamente esas personas, dado que el área afectada abarca casi cinco kilómetros, pero sí se sabe que se trata de alpinistas y senderistas.

Un equipo de búsqueda y rescate de unas 121 personas participa en el operativo, pero de momento “no hemos encontrado a ninguno de los desaparecidos”, manifestó. Se ha recurrido a sistemas de detección y rastreo para localizar los móviles y especialistas efectúan vuelos de reconocimiento de la zona. La desaparición de seis de ellas fue comunicada por familiares. Helicópteros del ejército está participando en la búsqueda de las personas a las que se les ha perdido el rastro.

Un centenar de personas pudieron ser sacadas de sus casas a tiempo. Los desaparecidos son de nacionalidad suiza, alemana y austriaca. Un total de doce viviendas o granjas han resultado afectadas por el corrimiento de tierras procedente de la montaña de Piz Cengalo.