Detenida por envenenar y matar a su bebé con droga en leche materna

586

Una mujer ha sido acusada de matar a su bebé de 11 meses luego de transmitirle un mortal cóctel de drogas a través de la leche materna, reportan autoridades.

Samantha Whitney Jones, de 30 años y oriunda de New Britain Township, en Filadelfia, fue arrestada con una fianza de 3 millones de dólares, reporta Lehigh Valley Live, bajo cargos de homicidio, el pasado viernes.

El pequeño bebé, de 11 meses, murió el pasado 2 de abril en su casa. Luego de una autopsia, autoridades encontraron una combinación letal de metadona, anfetaminas y metanfetaminas en su cuerpo, de acuerdo a un comunicado de prensa de la policía del condado Buck.

De acuerdo a una versión oficial, la muerte del bebé se recreó de la siguiente manera:

El 2 de abril, cerca de las 6 de la mañana, el padre del bebé encontró al infante y a Jones en dos recámaras separadas en su casa. El bebé estaba llorando y Jones le pidió al hombre que preparara una botella de biberón con fórmula para darle de comer.

Jones, posteriormente, afirma haberle dado de comer la botella de fórmula al bebé y después dormirlo para luego ella quedarse dormida también, y despertar una hora más tarde para encontrar al bebé inconsciente y soltando una mucosidad con sangre de su nariz.

Jones gritó por ayuda a su madre, quien se encontraba en otra habitación de la casa, y quien después de llamar al 911 y recibir instrucciones de ellos, trató de realizar técnicas de resucitación al bebé, mismas que resultaron no efectivas.

Cerca de las 7:30 de la mañana, los servicios de emergencia de New Britain Township llegaron a la casa y encontraron al bebé, a quien trasladaron al hospital de Doylestown, donde fue declarado muerto a las 8:29 de la mañana.

Después de los hechos, Jones confesó a la policía que había estado tomando metadona proporcionada en una clínica como tratamiento para su adicción a analgésicos, mismos que consumió durante el embarazo.

Hacía 3 días, según la inculpada, había dejado de amamantar al menor para darle fórmula, sin embargo falló en hacerlo la madrugada del 2 de abril pues “estaba muy cansada para bajar a hacerle un biberón”, así que amamantó al menor, aún mientras ella estaba tomando la metadona.

Louis Busico, abogado defensor de la acusada, solicitó que su fianza fuera impuesta en la suma menor, alegando que el homicidio del bebé no fue intencional y que su cliente no representa riesgo para ninguna otra persona o riesgo de escapar de la ciudad.

De acuerdo a las autoridades, Jones podría enfrentar cargos más graves de asesinatos por lo cual podría ser condenada de por vida a prisión.