Dos heridos en ataque con cuchillo en la estación ferroviaria de Ámsterdam

255

AFP. Dos personas resultaron heridas de gravedad ayer viernes en un ataque con cuchillo en la estación central de trenes de Ámsterdam, y el presunto asaltante, un joven afgano, fue herido de bala, anunció la policía holandesa, que no descartó la pista terrorista.

El presunto agresor, que fue identificado a última hora del viernes, es un afgano de 19 años que dispone de un permiso de residencia alemán.

Un portavoz de la policía de Ámsterdam, Frans Zuiderhoek, aseguró que los agentes se toman “en serio” la posibilidad de que haya actuado con fines terroristas.

“Hacia las 12H10 (locales), en el túnel oeste de la estación central, un hombre apuñaló a dos personas y justo después resultó herido por los disparos de la policía”, indicó a la AFP otro portavoz de la policía de Ámsterdam, Rob van der Veen.

Las dos víctimas, cuya identidad se desconoce, “están gravemente heridas y fueron trasladadas al hospital”, precisó. Su presunto agresor “se encuentra igualmente herido pero no corre peligro”, añadió.

El afgano está en el hospital bajo vigilancia, y la policía lo está interrogando para averiguar sus motivaciones.

La zona donde se produjo la agresión permanece cerrada, y allí se encuentran trabajando los expertos de la policía científica. Un servicio especial de la policía abrió igualmente una investigación rutinaria para esclarecer por qué los policías abrieron fuego.

Uno de los testigos del ataque aseguró que vio a un hombre “desplomarse” en una tienda de flores con una herida en una mano que estaba sangrando.

“Luego de repente oí una serie de disparos y supe que alguna cosa no iba nada bien”, dijo Richard Snelders en declaraciones a la agencia local ANP. Unos minutos más tarde, dijo ver a otro hombre en el suelo.

– Pánico –

“Lo primero que te viene a la mente es que se trata de un atentado terrorista. Después de todo, te encuentras en la estación central de Amsterdam”, añadió. “Había mucho pánico”.

La policía, que llegó rápidamente al lugar, ordenó en inglés a un hombre que “permaneciera en el suelo” después de haberle disparado, según el testigo. “Todo pasó muy rápido”.

La policía cerró una zona en el interior de la estación poco después del incidente, y una multitud de personas se concentró en el exterior, constató un periodista de la AFP en el lugar.

Las autoridades precisaron que la estación había sido cerrada brevemente, pero no evacuada. Se cerraron temporalmente dos andenes, pero volvieron a abrirse enseguida. La evacuación total de la estación “no fue considerada”, señaló la policía.

El tráfico de tranvías desde la estación quedó interrumpido.

Cada día pasan por esta transitada estación unas 250.000 personas, según estadísticas de la guía de viajes Amsterdam.info.

La estación se encuentra en el centro histórico de esta ciudad holandesa, famosa por sus canales de agua.

En Holanda, prácticamente no hubo atentados yihadistas durante los últimos años, a diferencia de otros países europeos, como Francia, Reino Unido, Bélgica, Alemania o España. Pero, según las autoridades, el nivel de amenaza es elevado.

Varios ataques con arma blanca tuvieron lugar durante los últimos meses en Europa.

La última agresión de este tipo se produjo el 23 de agosto en Trappes, en el oeste de la región parisina. Entonces, un hombre, de 36 años, asesinó a su madre y su hermana con un cuchillo e hirió gravemente a otra persona.

Aunque el grupo Estado Islámico (EI) reivindicó esta agresión, la justicia antiterrorista francesa no se encarga de su investigación. Las fuerzas de seguridad francesa priorizan un móvil vinculado a los problemas psicológicos del atacante.