El abogado estadounidense que tiene la dura tarea de defender al Chapo Guzmán

176

“En los momentos más difíciles de tu vida, necesitas a los abogados de defensa criminal más duros de Nueva York”. Así se presenta el abogado estadounidense Jeffrey Lichtman en su página web y Joaquín el Chapo Guzmán Loera, uno de los narcotraficantes más poderosos de los últimos años, le tomó la palabra.

Guzmán Loera se declaró inocente de los cargos de contrabando de toneladas de cocaína y otras drogas en una cadena de suministro que llegaba a Nueva York, Nueva Jersey, Texas y muchas otras partes al norte de la frontera; de ser declarado culpable, enfrenta una posible sentencia de cadena perpetua.

Por eso el Chapo necesita de un buen abogado que lo libre de que pase el resto de su vida en la cárcel, y aquí te presentamos el perfil de este litigante.

LA REPUTACIÓN

Jeffrey Lichtman ha sido un abogado de defensa criminal por más de 28 años. Ha ejercido principalmente en las cortes federales y estatales de Nueva York, además de Alabama, California, Illinois, Pennsilvania, Massachusetts, Nueva Jersey, Florida, Georgia, Virginia, Carolina del Sur y Carolina del Norte, de acuerdo con la biografía incluida en la página web del litigante.

“Sus clientes incluyen a personas acusadas de lavado de dinero, narcotráfico, fraude, evasión de impuestos, homicidios y conspiración para asesinar a personas. Muchos de sus casos y clientes son conocidos a nivel nivel internacional y aparecen constantemente en los medios de comunicación”, detalla la biografía de Lichtman.

De 53 años, el originario de Newark, Nueva Jersey, se graduó de la Escuela de Derecho por la Universidad de Duke, y en 1999 abrió su propio despacho de abogados, “obteniendo un impresionante éxito en algunos de los casos más conocidos en Estados Unidos”.

Lichtman ha recibido la calificación más alta del directorio legal Martindale-Hubbell y es uno de los pocos abogados de defensa criminal reconocidos por el despacho de abogados Bar Register of Preeminent Lawyers.

También fue catalogado como un líder por la organización Super Lawyer por su trabajo. Además, Lichtman es integrante de la Asociación Nacional de Abogados de Defensa Criminal y la Asociación de Abogados de Defensa CriminaL del Estado de Nueva York.

LOS CLIENTES

El 'duro'.

Sus clientes incluyen a Thomas Rachko, un expolicía de Nueva York acusado de robarle a narcotraficantes; Jacob Orgad, descrito por el gobierno de EU como el proveedor de éxtasis más grande de Estados Unidos, varias estrellas de la música como The Game y Fat Joe; y quizás el más conocido: John A. Gotti, el hijo de uno de los narcotraficantes más poderosos que ha tenido norteamérica.

En este caso, Jeffrey Lichtman logró que Gotti no fuera condenado por tres cargos de conspiración de asesinato, algo que los medios internacionales consideraron como una “increíble sorpresa” y catalogaron el trabajo del abogado estadounidense como “brillante”.

“Los interrogatorios que le hizo a los testigos del gobierno en el caso fueron descritos como una golpiza impecable en la que los testigos fueron exhibidos y hechos trizas. En suma, los clientes del señor Lichtman no solamente salen en los medios de comunicación, también ganan sus casos”, agrega la página del abogado.

Las prácticas jurídicas del abogado han sido reconocidas por la habilidad para que sus clientes libren la cárcel.

Por ejemplo, en septiembre de 2010 logró que pusieran en libertad a una persona que había sido condenada y sentenciada a 27 años de prisión por múltiples cargos de abuso sexual a cuatro personas.

Luego de que Lichtman apelará la sentencia ante una corte de Nueva Jersey, logró que un jurado escuchara nuevamente el caso y ganara. El juez le agradeció al abogado por su “asombrosa preparación”.

‘CHAPO’, EL CLIENTE MÁS INTELIGENTE QUE HA TENIDO

En septiembre de 2017, Jeffrey Lichtman le dijo a Adela Micha que Joaquín el Chapo Guzmán es el cliente más inteligente que ha tenido.

“Es inteligente como látigo, es el cliente más inteligente con el que probablemente he trabajado. Es brillante y tiene una memoria de elefante. Sin embargo, esta inteligencia no le alcanzaría para escapar de una cárcel en Nueva York”, dijo el abogado.

Jeffrey Lichtman le confesó a la periodista mexicana que es más fácil para él defender a alguien que le agrada y entiende.

“Yo no lo juzgo como tal vez lo hace el gobierno, espero no hacerlo. Yo lo juzgo por la forma en que me trata a mí. Yo me deprimo cuando entro ahí, y yo puedo salir todas las noches e irme a casa y dormir en mi cama, he estado en prisión probablemente una vez a la semana durante los últimos 27 años y nunca he visto una situación tan severa como la que él está pasando, pero siempre me recibe con una sonrisa y cuando me voy, dice que le dé un saludo a mis hijos de su parte”, agregó el litigante.