El dramático mensaje de una pareja norteamericana con sus hijos nacidos bajo cautiverio talibán

103

Los talibanes publicaron un video del canadiense Joshua Boyle y la estadounidense Caitlan Coleman, pareja secuestrada en Afganistán en 2012, en el que aparecen sus dos hijos nacidos en cautiverio y en el que piden ayuda al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y a su sucesor, Donald Trump, para pedirles acciones concretas y lograr su liberación.

Boyle y Coleman habían viajado a Afganistán como parte de un periplo por varias ex repúblicas soviéticas centroasiáticas, entre ellas, Uzbekistán, Kirguizistán y Tayikistán.

“Hoy es el 3 de diciembre de 2016. Hemos esperado desde 2012 para que alguien entienda nuestros problemas. Pedimos que rápido, en nuestro cuarto año de prisión, se alcance un acuerdo para que obtengamos la libertad”, aseguró Coleman al inicio del vídeo.

La estadounidense pidió a Obama que, por la importancia que le otorga a su legado, dé a sus captores alguno de sus reclamos para que puedan “abandonar la región de manera permanente”.

En su petición a Trump, Coleman fue más específica. “Quieren dinero, poder, a sus amigos, debes darles todo eso antes de que se logre algún progreso“, reclamó la cautiva al presidente electo de Estados Unidos durante su alocución leída.

Coleman añadió que la ejecución de los insurgentes que se encuentran retenidos por el Gobierno afgano tendrá graves repercusiones contra ellos, por lo que pidió evitarlo.

El vocero de los talibanes, Zabihullah Mujahid, confirmó que la pareja continúa bajo su custodia, aunque aclaró sin embargo que la filmación no fue publicada “de manera oficial”, por lo que están investigando cómo se produjo la posible filtración.

Por su parte, su marido, el canadiense Boyle, rogó a los servicios exteriores de Canadá y Estados Unidos que, por el bien de sus hijos, atiendan las demandas de los talibanes.

“A lo mejor piensan que mi familia se podría ir de aquí si quisiéramos, pero solo podemos prometer que no podemos. Probablemente subestiman la ignorancia y arrogancia de esta gente“, subrayó Boyle.

Este es el segundo vídeo del matrimonio norteamericano que sale a luz este año, después del divulgado el pasado agosto, aunque en esa ocasión los talibanes aseguraron que se trataba de una grabación antigua, de “entre 10 y 15 meses”.