El plantel de Chapecoense, antes de enfrentarse a la Roma, saludó al Papa Francisco en el Vaticano.

El Papa Francisco saludó a todo el equipo y dirigentes del Chapecoense, que en noviembre del año pasado sufrió un accidente aéreo que le costó la vida a 71 personas.

Tras la audiencia general celebrada en la Plaza de San Pedro, el pontífice bendijo a los nuevos integrantes del plantel y también a algunos familiares de los dirigentes y futbolistas que los habían acompañado. Muchos de ellos llevaron fotos de las víctimas.

La delegación del equipo formada por unas 80 personas le regaló a Francisco una pelota de fútbol con los colores del club, blanco y verde, y después posaron para una foto recuerdo.

El año pasado, los directivos del equipo brasileño ya habían visitado al Papa y le habían entregado una camiseta del club con el número 71, el número de los muertos de la tragedia aérea, cuando se dirigían a jugar la primera final de la Copa Sudamericana frente a Atlético Nacional.

El equipo brasileño se encuentra en la capital italiana para jugar un partido amistoso con la Roma, cuya recaudación se destinará a obras benéficas en Brasil.