El gobierno español comienza a negociar con los independentistas catalanes

149

El gobierno español del socialista Pedro Sánchez inicia este miércoles negociaciones con el gobierno independentista catalán por primera vez en siete años, enmarcadas en un clima de leve distensión pero con grandes diferencias sobre la autodeterminación de esta región.

A partir de las 16H30 (14H30 GMT), representantes de ambos ejecutivos se reunirán en la sede del gobierno regional en Barcelona en el marco de la Comisión Bilateral entre Estado y Generalitat (ejecutivo catalán), un foro de colaboración que no se celebraba desde 2011.

Su reactivación fue uno de los principales acuerdos alcanzados en la novedosa reunión entre Pedro Sánchez y el presidente independentista catalán, Quim Torra, el pasado 10 de julio en el Palacio de la Moncloa de Madrid, la residencia oficial del mandatario español.

En el encuentro se tratarán cuestiones económicas y competenciales pero, sobre todo, “la situación política actual en Cataluña”, señaló a la AFP una fuente del gobierno regional.

Los dirigentes independentistas quieren abordar la posible celebración de un referéndum de autodeterminación en la región o la situación de sus dirigentes encarcelados por haber impulsado un proceso de secesión en 2017.

El gobierno socialista español asegura que un referéndum sobre la independencia fragmentaría una sociedad dividida a partes iguales sobre la cuestión y apuesta por alcanzar un nuevo acuerdo en las relaciones entre Cataluña y España que sea votado por los catalanes.

“No se trata de empatar o de contarnos los unos a los otros, sino de conseguir un consenso amplio que represente al 80% o al 100% de la voluntad de la sociedad”, dijo la ministra de Política Territorial Meritxell Batet, al frente de la comitiva negociadora de Madrid.

Al llegar al poder a principios de junio con una moción de censura que desbancó al conservador Mariano Rajoy, Sánchez prometió una normalización de las relaciones con los independentistas que habían proclamado infructuosamente una república el 27 de octubre.

Pero los independentistas, que apoyaron su moción de censura y de quienes depende en parte su continuidad, le reclaman algo más que palabras.

“Tenemos que tener todos un poco de paciencia porque esto no lo solucionaremos en un día pero deben haber pasos adelante”, reclamó la portavoz del gobierno regional Elsa Artadi.