El Museo Británico devolverá a Irak antigüedades robadas poco después de la invasión de 2003

123

Las autoridades del Museo Británico anunciaron este jueves que devolverán a Irak una colección de ocho objetos, de 5.000 años de antigüedad, que fueron robadas poco después del comienzo de la invasión occidental, liderada por EE.UU., que derrocó a Sadam Husein, en 2003.

Según detalló el diario Daily Mail, los elementos fueron confiscados en mayo de ese año a un comerciante que no pudo probar su origen, por lo que fueron entregadas al museo para su análisis y conservación.

Fue así que descubrieron que tres de los objetos llevaban inscripciones de los sumerios, que marcan que son originarios del templo de Eninnu, en la antigua ciudad de Girsu, actual Tello, en el sur de Irak. “Los otros elementos son idénticos a los objetos conocidos tras las excavaciones en Tello y muy probablemente sean originarios del mismo sitio”, destacó el Museo en un comunicado.

Todos esos artículos serán entregados a la Embajada de Irak en una ceremonia que se realizará este viernes.

“La colaboración entre Irak y el Reino Unido es vital para la preservación y protección del patrimonio iraquí”, expresó el embajador de Irak en Londres, Salih Husain Ali, quien agradeció los “esfuerzos excepcionales” del personal del museo para identificar los artículos.

“La protección de antigüedades es una responsabilidad internacional y en Irak aspiramos a la cooperación global para proteger el patrimonio de Irak y restaurar su objetos robados”, agregó.

Entre los objetos que entregará el Museo Británico hay tres conos de arcilla cocida con inscripciones cuneiformes idénticas que refieren al dios Ningirsu. También hay un guijarro de río pulido y amarillento, y una cabeza de maza fragmentaria de yeso blanco, ambos con inscripciones.

Otro de los ocho artículos que recuperará Irak es un amuleto colgante de mármol blanco, que tiene la forma de un animal reclinado. Su origen se remonta a unos 3.000 años a.C. De ese mismo período es otro de los objetos, de mármol rojo, que representa un par de animales de cuatro patas, que miran en direcciones opuestas.

El último de ellos es un diseño de calcedonia blanca, con una cara oval que presenta el diseño de una esfinge reclinada.