El Pentágono apoya la idea de Trump de crear la sexta rama de las Fuerzas armadas, la espacial

625

El secretario de Defensa de EE.UU., James Mattis, asegura que el Pentágono está de acuerdo con el presidente Donald Trump en que el espacio puede convertirse en un campo de batalla y avanza ya la creación de un comando de combate antes de crear una fuerza espacial.

“Necesitamos tratar el espacio como un dominio de guerra en desarrollo, y un comando de combate es ciertamente algo que podemos crear”, aseguró Mattis a los periodistas el martes. A su juicio, el Pentágono está “en completo alineamiento” con las preocupaciones del presidente Donald Trump sobre la defensa de los activos de EE.UU. en el espacio.

“Vamos a tener que abordarlo, ya que otros países muestran capacidades para atacar esos activos”, añadió.

Trump emitió una directiva el pasado mes de junio para comenzar el proceso de creación de una fuerza espacial como una rama distinta de las fuerzas armadas de EE.UU., junto al Ejército de Tierra, la Armada, la Fuerza Aérea, la Infantería de Marina y la Guardia Costera. Sin embargo, su fundación requerirá la aprobación del Congreso.

Aunque Mattis se opuso a la idea de establecer esta fuerza espacial el año pasado, ahora parece convencido como Trump de que el espacio ya es “uno de los dominios donde se combate una guerra por tierra, mar y aire”.

El estilo de vida de EE.UU. depende del espacio

El estilo de vida de EE.UU. depende del espacio, aseveró el administrador de la NASA Jim Bridenstine a CBS News el mes pasado. “Si perdemos la señal del GPS, no habrá transferencias bancarias internas, y eso significará que no habrá leche en las tiendas de alimentos y nuestra forma de vida se apagará. Y es por eso por lo que los países hostiles de todo el mundo están tomando medidas para hacer que nuestras capacidades sean vulnerables”, agregó.

La actual secretaria de la Fuerza Aérea, Heather Wilson, ha señalado que el uso de un misil guiado de China en 2007 para destruir un satélite en órbita es una amenaza potencial para 77 satélites militares estadounidenses que actualmente se encuentran alrededor de la Tierra.

Con todo, el actual Tratado sobre el Espacio Ultraterrestre de 1967 prohíbe emplazar armas de destrucción masiva en el espacio, militarizar la Luna y otros cuerpos celestes.