El premio internacional de cine que cambió a los niños de una de las zonas más marginadas de México

97

Casas inacabadas, en espera de ser pintadas o de un techo, que conviven con hoteles de paso que no conocen la clasificación por estrellas junto a centros comerciales con tiendas de marca, las mismas en todos lados. Esa es la vista que tiene quien viaja en metro a la alcaldía de Tláhuac, al sur de Ciudad de México.

Una demarcación en la que sus niños toman el valor para salir a ver los cuervos que los asustan, donde más allá de todo lo malo que pueda decirse del sitio, está el orgullo de superar la adversidad, de saber que para entender lo que pasa en Tláhuac, debes estar en Tláhuac.

Al menos así es para 12 niños de la escuela pública de nivel básico Nuevo Milenio, afectada por el sismo de septiembre de 2017 en México que aún aguarda para su recuperación. Sin embargo, en medio de la catástrofe de un año escolar casi perdido, de tener una escuela a medias, de vivir en una alcaldía con altos niveles de violencia y pobreza, los estudiantes han encontrado en el cine una ventana, una donde pueden reflejarse, pero también abrirla y volar.