El régimen en Irán mandó a la horca a 65 personas en una semana

106

Nada parece detener las brutales ejecuciones llevadas a cabo por el régimen iraní. En las últimas semanas maestros y trabajadores, además de las familias de cientos de presos, salieron a las calles para manifestarse en contra del gobierno persa. Sin embargo, eso no impidió que en apenas una semana al menos 65 personas fueran ahorcadas.

Según consigna el Consejo Nacional de la Resistencia iraní (NCRI, por sus siglas en inglés), más del 70% de esas ejecuciones fueron realizadas en secreto, sin ningún tipo de información brindada por el régimen clerical.

La matanza fue llevada a cabo entre el 12 y 18 de abril.

El régimen en Irán mandó a la horca a 65 personas en una semana 1

El 13 de ese mes fueron ahorcadas ocho personas en la prisión central de Karaj, ciudad en la que se dio muerte a 45 de los 65 detenidos. Ese mismo día otros 13 fueron ejecutados en la cárcel de Ghezel Hesar.

Un día después, 19 fueron ahorcados en la prisión de Gohardasht, y el 15 de abril, cinco presos fueron enviados a la horca en ese mismo centro de reclusión. Entre esos ejecutados había un menor de edad.

El día 12, en la cárcel de Mehriz, se dio muerte a un preso, mientras que entre ese mismo día y el 15, ocho prisioneros fueron colgados en Arak. Otros tres fueron ejecutados en Shiraz, entre el 14 y 15. En tanto, cuatro presos fueron enviados a la horca el día 13 en Esfahan, y otros cuatro en Zahedan, el 18 de abril.

Dos de esas ejecuciones, en Mehriz y Shiraz, fueron públicas.