El Reino Unido revela que entrenó a 102 pilotos sauditas a pesar de la guerra en Yemen

86

La Real Fuerza Aérea del Reino Unido (RAF, por sus siglas en inglés) reveló recientemente que en la última década entrenó a 102 pilotos sauditas. La cifra fue desvelada por el ministro de Estado para las Fuerzas Armadas, Mark Lancaster, en respuesta a una pregunta publicada en el sitio web del Parlamento británico.

“102 pilotos de la Real Fuerza Aérea Saudita (RSAF) fueron entrenados en las bases de la RAF durante los últimos diez años. De ellos, 30 pilotos de la RSAF recibieron entrenamiento en la base de la RAF de Valley como parte de su programa de formación”, reza la respuesta de Lancaster.

Los datos se han hecho públicos en medio de la creciente oposición que generan las ventas de armas de Reino Unido a Arabia Saudita, que están cada vez más en el foco público debido a los mortales bombardeos lanzados por Riad contra los rebeldes de Yemen desde que estalló la guerra en este país en 2015.

Las organizaciones humanitarias internacionales han alertado en numerosas ocasiones que los ataques aéreos sauditas castigan a la población civil yemení, que sufre una grave crisis humanitaria y de malnutrición.

Según los últimos datos de la ONU, hasta 13 millones de civiles yemeníes corren el riesgo de morir de hambre en los próximos tres meses por culpa de la “peor hambruna en el mundo en cien años”.

“Cuando no solo están vendiendo a Arabia Saudita los aviones y bombas que [Riad] está utilizando para matar a civiles en Yemen, sino que también entrenan a los pilotos que pilotan esos aviones y lanzan esas bombas, se debe preguntar al Gobierno: ¿está la sangre de los niños de Yemen en sus manos?”, comentó Emily Thornberry, portavoz laborista de Exteriores en el Parlamento británico, citada por medios locales.

El pasado lunes, Londres instó en un comunicado de su Cancillería al Consejo de Seguridad de la ONU a actuar sobre la crisis humanitaria en Yemen, señalando que ahora se pueden encontrar caminos para un acuerdo pacífico que pondría fin a la campaña militar.

El documento ha provocado nuevos llamamientos a Londres para que deje de vender armas al reino árabe. Según la ONG británica Campaña contra el comercio de armas (CAAT, por sus siglas en inglés), desde el inicio de la guerra en Yemen, el Reino Unido ha vendido material bélico a Riad por valor de 4.600 millones de libras (unos 6.000 millones de dólares).