México: En 48 horas se sabrá si TLCAN continuará siendo trilateral

178

En las próximas 48 horas se sabrá si el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) seguirá siendo trilateral o si el pacto que data de 1994 dará paso a un acuerdo bilateral, afirmó el secretario mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo.

El funcionario iba a entregar el viernes por la tarde al Senado el texto del acuerdo que México y Estados Unidos lograron hace un mes como parte de la renegociación el TLCAN, pero dijo que sus contrapartes estadounidenses y canadienses le pidieron que no lo hiciera para darles tiempo de llegar a un entendimiento.

Pocas horas antes, el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que tras una conversación telefónica el jueves con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, instruirá a su próximo canciller a hablar con autoridades estadounidenses para buscar “destrabar” las conversaciones con Washington.

“En estos momentos hay un intento muy serio de seguir avanzando en el proceso de finalizar las diferencias en materia de temas bilaterales entre Estados Unidos y Canadá”, dijo Guajardo en una reunión con senadores.

“(A pesar de que) nadie puede meter la mano en la lumbre porque esto llegue a una conclusión, esta pudiera darse en las próximas 48 horas. En las próximas 48 hora sabremos si vamos a ir a un texto trilateral o si vamos a vernos en la necesidad de subir un texto del entendimiento bilateral”, agregó.

Tras varias semanas de conversaciones entre funcionarios de Estados Unidos y Canadá, aún no se han superado las desavenencias en temas comerciales, lácteos y sobre cómo resolver las futuras disputas.

Un mes antes, Estados Unidos y México llegaron a un acuerdo en principio que apunta a reequilibrar el comercio automotor entre ambos países y modernizar el TLCAN con nuevos capítulos sobre comercio digital y estándares laborales y medioambientales más sólidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impulsó la renovación del TLCAN hace más de un año, quejándose de que el pacto ha beneficiado a México en detrimento del sector manufacturero y los trabajadores estadounidenses.