Dos niños pequeños estaban en estado crítico el domingo después que fueron sacados de una piscina con aguas turbias y abandonadas, detrás de una casa en Lauderdale Lakes.

Los niños, un varón y una niña, de dos años y año y medio, respectivamente, fueron hallados inconscientes y sin responder.

“Un tío salió a hacer algún trabajo en el patio y, minutos después, la abuela preguntó dónde estaban los niños”, dijo Mike Jachles, portavoz de la policía del Condado Broward (BSO). “Fue entonces que todos comenzaron a buscarlos y el tío encontró a los dos en el fondo de la piscina”.

El hombre sacó a los niños del agua y trató de darles respiración artificial. Se llamó al 911 y tras llegar a la casa, los rescatistas pudieron localizarle el pulso a ambos niños y luego llevarlos al Hospital Plantation General.