Esperan otra ola de refugiados centroamericanos por la frontera

16

Agentes de la Patrulla de Fronteras de Estados Unidos arrestarán este año fiscal más familias entrando a Estados Unidos por la frontera suroeste que en el 2014, cuando una gigantesca oleada de centroamericanos hizo que la administración de Obama detuviera a miles de madres y a sus hijos.

Estadísticas recién publicadas por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) muestran que, aunque las cifras de captura en general son más bajas que las de hace dos años, es casi seguro que el número de familias detenidas sobrepase el total de dos años atrás.

Tanto la captura de familias como la detención de menores no acompañados han mostrado aumentos drásticos con respecto a las cifras totales del año pasado, con la detención de familias casi duplicándose y la del número de personas de menos de 17 años aumentando en un 52 por ciento.

Estos aumentos cuestionan seriamente la estrategia de la administración de Obama para restañar ese flujo a través de una combinación del hacer cumplir las leyes migratorias y de asistencia humanitaria.

“Ha sido un fracaso, porque la gente sigue llegando”, dijo Amy Fischer, directora de política del Centro de Educación y Servicios Legales para Refugiados e Inmigrantes, con sede en Texas.