Estados Unidos deja de proporcionar financiamiento a la agencia de la ONU para los refugiados palestinos

244

Estados Unidos no realizará contribuciones adicionales a la agencia para refugiados palestinos de la ONU (UNRWA), comunicó este viernes el Departamento de Estado.

“La administración ha revisado cuidadosamente el asunto y ha determinado que Estados Unidos no hará contribuciones adicionales a la UNRWA. Cuando hicimos la contribución de los 60 millones de dólares en enero, dejamos en claro que Washington ya no estaba dispuesto a asumir la desproporcionado carga de los costos de la UNRWA que hemos asumido durante muchos años”, señala el documento.

“Varios países, incluidos Jordania, Egipto, Suecia, Catar y Emiratos Árabes Unidos han demostrado su liderazgo al abordar este problema, pero la respuesta internacional general no ha sido suficiente”, agregó.

Además ha calificado a esa agencia de la ONU de “irremediablemente defectuosa” y que ha estado en “crisis durante muchos años”.

“Somos muy conscientes y estamos profundamente preocupados por el impacto sobre los palestinos inocentes, especialmente los escolares, que ha tenido el fracaso de la UNRWA y de los miembros clave de la comunidad de donantes regionales e internacionales para reformar y restablecer la forma de hacer negocios de esa agencia. Los niños son parte del futuro de Medio Oriente. Los palestinos, donde sea que vivan, merecen algo mejor que un modelo de provisión de servicios impulsado por una crisis interminable. Merecen poder planificar su futuro”, señala.

En enero pasado, EE.UU. ya recortó buena parte de sus aportaciones financieras a la UNRWA. Desde principios de 2018, la administración estadounidense solo ha entregado 65 millones de dólares de los 360 millones previstos. Esta decisión ya le ha supuesto a la entidad graves problemas económicos para mantener sus servicios.

La relación entre el Gobierno del presidente Donald Trump y las autoridades palestinas se ha deteriorado desde que el inquilino de la Casa Blanca reconoció a finales de 2017 como capital israelí a Jerusalén, reclamada por Palestina como sede administrativa y religiosa de su futuro Estado.

Más información, en breve.