Estados Unidos manda un “mensaje claro” a Irán

178

El secretario de Energía de EE.UU., Rick Perry, aprovechó una rueda de prensa conjunta celebrada este jueves en Moscú con su homólogo ruso, Alexánder Nóvak, para arremeter contra Irán y nuevamente intentar destacar la superioridad de la posición de Washington en la arena internacional.

La mecha la ha prendido una pregunta que le han formulado acerca de si no creía que era contradictorio que EE.UU. acuse a Rusia de haber supuestamente utilizado la política energética como herramienta política, a la vez que el propio Washington amenaza con reducir “a cero” los ingresos petroleros iraníes. Perry evitó contestar directamente la pregunta y en su lugar afirmó que su país disfruta de una posición única que le permite dictar su voluntad en varios asuntos.

“El mensaje a Irán es que esperamos que sean vecinos aceptables, miembros aceptables de la sociedad”, dijo Perry, y agregó que esta no es solo la voluntad de Washington, sino también la de “algunos vecinos” de la república islámica. El secretario especificó que Arabia Saudita es “muy partidaria de las actividades en las que [EE.UU.] está involucrado” en la región y considera que el comportamiento de Teherán es “inaceptable”.