Familia que luchó por el trasplante de corazón de su hija aparece muerta

129

El terror invadió Pensilvania, luego de que una familia conocida por el trasplante de corazón que le fue realizado a su bebé, de tan sólo días de nacida, fuera encontrada sin vida.

Los cuerpos fueron hallados por elementos de la Policía luego de que Megan no acudiera a un desayuno que tenía con su madre y ésta dio aviso a la Policía para que fuera a revisar que todo estuviera bien en su casa.

Al llegar los agentes encontraron un panorama desolador, pues todos, incluyendo a los niños estaban muertos.

Los cuerpos de la familia compuesta por Mark Jason, de 40 años; Megan, de 33 y sus tres hijos, Lyanna, de 8 años; Marcos, de 5 y Willow, de 2 años, fueron encontrados en el interior de la casa, junto con una nota que señalaba que lo ocurrido era una secuencia de homicidios-suicidio.

La pareja era conocida por haber superado un trasplante de corazón que le realizaron a su pequeña hija que actualmente tenía 2 años.

Al parecer la pareja no pasaba por un buen momento, pues tenían grandes dificultades para conseguir los medicamentos que ayudarían a su pequeña para tener un crecimiento normal.