Hormigas cubren con pétalos a una abeja muerta en un extraño ‘ritual’

325

El video en cuestión muestra a una abeja aparentemente muerta rodeada de pétalos rosados. Luego se observa que los pétalos están crujiendo y es que en realidad están cubiertos de hormigas. Luego las hormigas arrastran los pétalos hasta la abeja y los colocan en círculo alrededor de ella.

Los insectos sociales como las hormigas, las abejas y las avispas son los únicos seres vivos, aparte de los humanos, que tienen una compleja estrategia de comportamiento para deshacerse de sus muertos. Y lo hacen por el bien del grupo.

Como en cualquier colonia o colmena, los insectos se dividen en grupos de acuerdo a su tarea. Estas divisiones de trabajo incluyen a los encargados de la eliminación de los muertos o moribundos para evitar que la enfermedad se propague entre el resto de la sociedad. Se conocen como enterradores.

¿Un funeral o una cena?

Para las hormigas, una vez que han detectado a un compañero muerto o moribundo por las sustancias químicas liberadas, los enterradores los llevan fuera de la colonia a una distancia segura. Para las abejas, los enterradores las sacan de la colmena, luego vuelan y las arrojan. Esto podría ser lo que sucedió en el video, según reseña el portal IFL Science.

Una teoría que circula en la Red sugiere que las hormigas podrían estar ocultando el olor del cadáver muerto de otros depredadores, antes de comerlo más tarde. Pero si este fuera el caso, probablemente hubiéramos visto más ejemplos similares, apunta el medio.

Otras explicaciones

Sin embargo, David Notton, supervisor de himenópteros (el conjunto de los insectos que incluye hormigas, abejas y avispas) en el Museo de Historia Natural de Londres, tiene otra sugerencia.

“[Es] difícil de decir ya que la localidad y el tipo de hormiga no son claros, pero lo más probable es que sean hormigas recolectoras (vegetarianas) que llevan pétalos a sus nidos como alimento, y una abeja muerta de alguna manera ha terminado en la parte superior de la entrada del nido”, comentó a IFL Science. “Es decir, la abeja puede ser un obstáculo más para las hormigas, que les impide llevar comida a sus hormigueros”.

Thomas O’shea-Wheller, investigador de entomología en la Universidad Estatal de Luisiana, ofrece dos teorías más. “Creo que es una de dos cosas: o es un ‘basurero’ para las hormigas, sobre el que están apilando varios elementos en descomposición (incluyendo la abeja y pétalos), o una ‘tienda’ de alimentos en la que están almacenando elementos que han encontrado”, concluyó el experto.