ICE arresta a 162 indocumentados con historial criminal en Los Ángeles

169

Agentes de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos arrestaron a 162 inmigrantes indocumentados durante una operación de tres días esta semana.

La operación, que se llevó a cabo desde el domingo hasta el martes, tuvo como objetivo a inmigrantes indocumentados con antecedentes penales, junto con aquellos que habían reingresado al país luego de haber sido deportados.

Alrededor del 90 por ciento de los arrestados tenían antecedentes penales, según informó ICE.

53 de los 164 sospechosos ya se encontraban en centros de detenciones que no fueron notificados a ICE por las autoridades locales, dijo la agencia en un comunicado de prensa.

Señalaron que las órdenes de detención requieren que las agencias policiales locales notifiquen a ICE cuando un sospechoso de inmigrante indocumentado es liberado de la cárcel.

Sin embargo, bajo las leyes del estado santuario de California, los funcionarios locales tienen prohibido preguntar sobre el estado de inmigración de un sospechoso o participar en esfuerzos de aplicación de inmigración.

Los sospechosos incluyeron 157 hombres y cinco mujeres. 129 de ellos eran ciudadanos mexicanos, mientras que el resto eran de varios países, incluidos Guatemala y Honduras.

Entre los detenidos se encuentra un hombre de origen mexicano condenado por violación y que fue sentenciado a 8 años de prisión. Otros casos incluyeron personas con condenas por crímenes como violaciones por posesión de arma, violencia doméstica, cargos por droga, actos sexuales contra niños, robo, entre otros.

ICE confirmó que los sospechosos que no sean enjuiciados serán deportados.

El Departamento del Alguacil del Condado de Orange, cuya administración se opone a las leyes del santuario, también informó el jueves que 45 delincuentes condenados con detención de ICE volvieron a cometer crímenes cuando fueron liberados de las cárceles del condado entre el 1 de enero y el 31 de mayo de este año.

En total, 414 personas con detención de ICE fueron liberadas de cárceles en el condado de Orange. durante este período de tiempo.

En octubre pasado, el gobernador de California, Jerry Brown, firmó la propuesta de ley 54 del Senado; una legislación de estado santuario que extiende las protecciones para los inmigrantes que viven en los Estados Unidos como indocumentados.

La ley entró en vigencia el 1 de enero y bajo la cual los funcionarios de la cárcel solo pueden transferir a los presos a las autoridades federales de inmigración que han sido condenados por ciertos delitos.