ICE le pide al Congreso 1000 millones de dólares para financiar deportaciones

311

La Oficina de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) está presionando agresivamente al Congreso para que le otorgue $ 1,000 millones de dólares adicionales a fin de impulsar las deportaciones a sus niveles más altos bajo el presidente Trump, reportó The Washington Post.

Katie Waldman, vocera de la portavoz del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), dijo que el aumento propuesto de $ 1 mil millones refleja la solicitud de la agencia de un presupuesto de $ 8.2 mil millones para el año fiscal 2019.

“Si el Congreso aprueba la solicitud, ICE tendrá los fondos para las operaciones necesarias para respaldar e incrementar la dotación de personal y las operaciones, según lo determine la secretaria del DHS”, dijo Waldman en un comunicado. Kirsjten Nielsen es la secretaria del DHS.

La agencia instó al Congreso el mes pasado a incluir los fondos adicionales en una medida de gasto provisional que los legisladores deben aprobar para evitar el cierre del gobierno cuando comience el nuevo año fiscal el 1 de octubre, según un documento presupuestario obtenido por The Washington Post.

El jueves, los líderes de ambos partidos en el Congreso acordaron posponer el acuerdo final sobre presupuesto hasta después de las elecciones del 6 de noviembre.

El acuerdo mantendría al gobierno abierto utilizando una “resolución continua” que financiaría a las agencias federales hasta el 7 de diciembre. ICE solicitó al Congreso que incluyera el aumento de $ 1 mil millones en esa resolución continua.

Los funcionarios de ICE alegan que necesitan esos fondos para la deportación previsible de más de 253,000 inmigrantes durante el próximo año fiscal, que termina el 30 de septiembre de 2019. Esa sería la cifra más alta desde 2014, cuando el gobierno de Obama expulsó más de 300,000.

Las estadísticas recientes muestran que la administración está en vías de superar los 226,000 inmigrantes deportados en 2017, aunque los números finales no estarán disponibles hasta fines del año fiscal, que concluye el 30 de septiembre. Las autoridades están deportando a aproximadamente 20,000 inmigrantes por mes y expulsaron más de 191,000 desde enero hasta el 30 de junio.

Sin el dinero extra, ICE puede verse obligado a suspender arrestos y deportaciones de personas consideradas “amenazas a la seguridad pública” hasta que el Congreso apruebe un presupuesto definitivo.

Las autoridades también dijeron que miles de inmigrantes detenidos bajo custodia federal podrían sufrir “reducciones en los servicios” si el Congreso niega el financiamiento.