A su paso por Houston, Harvey dejó una quincena de heridos y  barcos estrellados contra edificios.