“Injusticia”, “dictadura”, “vergüenza”: Repudio mundial por la condena a López

43

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Rupert Colville, se mostró hoy consternado por la “dura” y “preocupante” sentencia de 13 años, 9 meses y 7 días contra el dirigente opositor Leopolo López.

“Además, estamos preocupados por el derecho de López a un juicio justo, dada la información recibida sobre las irregularidades ocurridas durante su proceso, como la falta de evidencias para la acusación, el rechazo de testigos de la defensa y los comentarios contra él expresados por altas instancias del gobierno de Venezuela”, indicó Colville en Ginebra.

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, también manifestó su preocupación por la “naturaleza política del proceso judicial y el veredicto y el uso del sistema judicial venezolano para reprimir y castigar a los críticos del gobierno”.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, demandó que López y “todos los presos políticos injustamente encarcelados” en Venezuela sean puestos en libertad.

El senador Marco Rubio, precandidato presidencial republicano, le pidió al gobierno de Obama que implemente la “Ley de Defensa de los Derechos Humanos y Sociedad Civil en Venezuela de 2014”, que le niega las visas y congela los bienes de los violadores de derechos humanos.

“El arresto y encarcelación de Leopoldo López demuestran de forma evidente que el juicio y la sentencia de prisión han sido una farsa”, dijo Rubio según difundió El Nuevo Herald. Y agregó: “El régimen venezolano le está robando su libertad a Leopoldo, a su esposa su esposo, a sus hijos su padre y al pueblo venezolano lo está privando de un líder comprometido con sus aspiraciones democráticas”.

Ileana Ros-Lehtinen, también republicana de la Florida, le pidió al gobierno que le imponga sanciones a los jueces, fiscales y funcionarios penitenciarios que “participaron en esta sentencia llena de motivos políticos”.

“Me parece que es muy mala idea utilizar los tribunales de Justicia para castigar ciudadanos por sus opiniones políticas. Lo fue en Sudáfrica con Mandela, en Uruguay con Pepe Mujica y lo es en la Venezuela de hoy”, declaró el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, a los periodistas tras un evento oficial.