Tres alumnas de la secundaria “ESIMA”, en Durango, tuvieron que ser atendidas de urgencia por intentar quitarse la vida con pastillas de clonazepam, reveló este día el diario El Universal.

El pasado jueves 24 de agosto las tres adolescentes, junto con al menos cinco de sus compañeras, ingirieron las pastillas mientras tomaban una clase en esta institución, narró a este diario Violeta, una de las madres de las afectadas.

Violeta contó que en la noche, encontró a su hija en el camión donde regresa a casa después de la escuela y notó que venía en mal estado; preguntó que qué le pasaba, y ella le confesó que había tomado 11 tabletas de clonazepam.

Las pastillas fueron facilitadas por una de sus compañeras, quien las vendió a sus amigas por el precio de diez pesos cada una.

La madre pide a las autoridades que atiendan y dejen regresar a la secundaria a su hija, quien sufre depresión en tercer grado y ya logró salir del hospital luego de cinco días que estuvo internada, en shock.

De acuerdo con Violeta, intentó dialogar con la directora para preguntarle cómo habían sucedido los cosas, pero ella ya no quiere recibir a su hija, incluso la corrió de sus instalaciones.

Las intoxicadas tuvieron que ser trasladadas al área de Paidopsiquiatría del Hospital Materno Infantil, donde ya son atendidas.

Con información de: Sin Embargo