Un juez de Massachusetts en Estados Unidos ha condenado este jueves a 15 meses de prisión a una joven de 20 años llamada Michelle Carter por alentar a su novio depresivo a suicidarse con mensajes de texto y llamadas.

El juez de la corte juvenil de Taunton, Lawrence Moniz, ha decretado para Michelle también más de año y medio de libertad condicional tras su liberación. Carter ha escuchado la sentencia con la cabeza gacha y las manos estrechadas al frente.

Carter fue condenada en junio por el homicidio involuntario de Conrad Roy, su novio de 18 años, quien fue encontrado muerto el 12 de julio de 2014, intoxicado con monóxido de carbono en su camioneta.

El juez ha señalado que es importante equilibrar la rehabilitación con el castigo. Por eso hizo caso omiso a la fiscalía, que pedía entre siete y 12 años y acusaba a Carter de llevar a cabo “una campaña deliberada y bien pensada” para provocar la muerte de Roy y así captar la simpatía y la atención de otras jóvenes.

La pareja intercambió durante meses cientos de mensajes en los que la joven urgía a su novio a cumplir su plan de suicidarse, le pedía que lo escondiera a sus padres y que eligiese un lugar poco concurrido para llevarlo a cabo.