La Cámara de Diputados aprueba la ley de aborto legal en Argentina

94

En una sesión que duró más de 22 horas la Cámara de Diputados de Argentina aprobó la ley de interrupción voluntaria del embarazo por 131 votos a favor, 123 en contra y 1 abstención. La decisión llegó luego de que más de 150 de los 257 legisladores expusieran distintos argumentos para justificar su posición.

La legislación estipula la posibilidad de realizar la interrupción del embarazo, de manera voluntaria, hasta la semana 14 de gestación. La intervención deberá ser garantizada en todos los centros de salud públicos o privados en un plazo de cinco días una vez hecho el requerimiento. Aquellos profesionales que no deseen llevar a cabo abortos podrán inscribirse en una lista de “objetores de conciencia”, sin embargo esto no podrá ser argumento para evitar la intervención si se trata de una urgencia.

A su vez, las instituciones sanitarias no podrán inscribirse en este listado y todas deberán asegurar que haya médicos capacitados para realizar las interrupciones del embarazo. Finalmente las mujeres de entre 13 y 16 años necesitarán el consentimiento de un adulto. El texto estipula que “la interrupción voluntaria del embarazo se debe realizar con su consentimiento informado” en los términos de la ley y “conforme lo dispuesto en el artículo 26 del Código Civil y Comercial, en concordancia con la Convención sobre los Derechos del Niño, la Ley 26.061 y el artículo 7° de su decreto reglamentario”. Es decir que “en particular, debe respetarse el interés superior del/a niño/a o adolescente y su derecho a ser oído”.

Tal como se preveía el resultado fue ajustado ya que, aún cuando comenzó el debate, más de una decena de diputados no habían definido o al menos hecho pública su posición generando una situación, a priori, de empate técnico.

Ahora el Senado deberá abordar el proyecto aprobado por la Cámara Baja y tendrá tres opciones: aprobarlo y en ese caso la ley tendrá sanción definitiva donde solo quedará como posibilidad de rechazo el veto presidencial; votar en contra: con lo cual la propuesta perderá estatus parlamentario y no podrá volver a ser tratada este año; o modificarlo.

Si se lleva a cabo esta última opción, la iniciativa legislativa deberá regresar a la Cámara de Diputados, donde tendrá que ser debatida y votada nuevamente con los cambios realizados por los senadores.

Una ley transversal

Como pocas veces sucede en el Congreso argentino, durante las semanas previas a la votación de la ley los distintos partidos políticos dieron vía libre a sus integrantes para actuar de acuerdo a sus ideas y convicciones. Esto generó que, salvo algunas excepciones, la mayoría de los bloques legislativos se dividieran posicionándose de un lado y el otro.

Así, por primera vez, diputados y diputadas del oficialismo votaron junto a todos los partidos de la oposición. De hecho el titular de la comisión de Legislación General y expositor principal del proyecto, Daniel Lipovetzky, responde al presidente Mauricio Macri. Y quien expuso en contra de la iniciativa, Carmen Polledo, también forma parte de las filas gubernamentales.

Una manifestación masiva

Desde que comenzó la sesión, en las calles que rodean el edificio legislativo en Buenos Aires, miles de personas se concentraron a favor de la legalización. Si bien hubo un importante operativo policial que dividió la plaza del Congreso en dos para dar lugar a quienes querían manifestarse en contra, la presencia de estos últimos fue mucho menor.

En ese sentido, la ‘marea verde’ que apoya la interrupción voluntaria del embarazo llevó a cabo una extensa jornada que incluyó festivales artísticos, ferias, una conferencia de prensa y una vigilia durante toda la noche hasta las primeras horas de la mañana, cuando finalmente se llevó a cabo la votación.

Festejos y repudios

Además de las celebraciones en la calle, al conocerse la aprobación de la ley distintas figuras públicas, actrices y referentes feministas saludaron el resultado. En la previa decenas de actrices argentinas habían manifestado su respaldo a la legalización del aborto. Fue así que luego muchas expresaron su alegría en las redes sociales.

“Hoy siento que la argentina es un país mucho mejor de lo que parece”, escribió Flor de la V. A su vez Moria Casán tuiteó: “Día mas frío del año. Las mujeres transformaron una vez mas, calor en corazones. Fin de la grieta. Hija te amo. Felicitaciones por tu militancia. Un logro en nuestro amado país”.

En la vereda de enfrente la fundación Unidad Provida, que se opone a la iniciativa, difundió un comunicado. “Lamentamos profundamente que una mayoría circunstancial de los diputados elegidos por el voto popular se hayan inclinado por una alternativa injusta y contraria a los derechos humanos fundamentales”, señalaron según cita el diario Clarín. La organización sostuvo que de esta forma se va a “atentar contra el derecho a la vida, desoyendo a la mayoría de los argentinos”, pero advirtieron: “Este lamentable resultado no nos amedrenta”.

Por su parte, el delegado episcopal ante el Congreso, monseñor Alberto Bochatey señaló, según reseña El Día, que “hoy es un día de tristeza”, ya que “se introduce la muerte de seres humanos como ley”.