La derecha se impone en Brasil

101

La izquierda brasileña, golpeada por la corrupción, pierde la elección presidencial con 11 puntos de diferencia en las elecciones más polarizadas.

Un excapitán del Ejército Jair Bolsonaro se convierte en el nuevo presidente del país más grande de Latinoamérica y de la economía emergente más importante de la región.

Bolsonaro es un exmilitar, que consistentemente ha defendido las atrocidades cometidas por la dictadura que gobernó Brasil entre 1964 y 1985, y ha expresado admiración por figuras como Pinochet, incluso llegando a decir que el error de Pinochet fue torturar en vez de asesinar disidentes. Ha expresado en numerosas ocasiones opiniones sexistas, racistas, y homofóbicas, diciendo cosas como que preferiría un hijo muerto a un hijo LGBT. Ha prometido “ponerle fin” al activismo en Brasil, y quiere reformar la constitución para darle un mayor papel al ejército en la toma de decisiones.

Bolsonaro ha sido llamado el Trump brasileño, y como Trump, constantemente incita a la violencia y a los sentimientos de odio, generando actos violentos por parte de sus seguidores. Sin embargo, las similitudes no terminan ahí. Según el hijo de Bolsonaro, la campaña ha sido asesorada por el neoreaccionario Steve Bannon, estratega político que fue clave en la victoria de Trump, y exeditor de Breitbart, publicación central para el ascenso del neofascismo del siglo XXI. Sin embargo, Bolsonaro niega la conexión.