La hija de Steve Jobs revela detalles de la triste relación con su padre

567

Se llama Lisa Brennan-Jobs y es la hija de Steve, el fundador de Apple, aunque en principio él no la reconociera como tal.

Ahora ha dedicido saldar cuentas, con su padre ya fallecido, y publica sus memorias bajo el título Small Fry, en referencia a lo insignificante que se sentía ante él.

La hija del genio tecnológico relata en su libro como Jobs acudió a su nacimiento pero negó a todo su entorno que la niña fuera suya. Su madre, que la tuvo con 23 años, tuvo que salir adelante sin su ayuda.

Ya en 1980 y después de que unas pruebas de ADN confirmaran que él era el padre (y no “estéril”, como juraba), consiguieron una pensión mensual. Eso sí, ridícula en comparación con los millones de dólares que valía ya la empresa de su progenitor.

Aún así, como ella misma cuenta, no perdió la esperanza de reconducir su relación e intentó mantenerse a su lado incluso en los últimos días de su vida, hasta que falleció el 5 de octubre de 2011 por un cáncer de páncreas que no quiso tratar con medicina convencional.

A pesar de que había bautizado una de sus primeras creaciones con el nombre de su hija, el ordenador Apple Lisa (algo que tardó años en reconocer), Steve Jobs le dejó claro en su juventud que no heredaría nada. “No era generoso con el dinero, la comida o las palabras”, describe Brennan-Jobs en sus memorias, llenas de amargura.

La revista Vanity Fair ha publicado un adelanto de Small Fry que se puede leer (en inglés) aquí. El libro se publicará el 4 de septiembre en Grove Press.