La marea roja tóxica que mató a cientos de miles de peces en Florida avanza por el Golfo de México

149

La marea roja de algas tóxicas que causa estragos en la fauna marina a lo largo de cientos de kilómetros de la costa de Florida (EE.UU.) ha alcanzado las aguas de la Bahía de Tampa, donde el pasado sábado se registraron cientos de miles de peces muertos a causa del fenómeno, informa Tampa Bay Times.

De este modo, la marea tóxica se extendió por un área de unos 32 kilómetros comprendida entre las localidades de Clearwater y San Petersburgo y afectó a los balnearios de Madeira, Redington y Treasure Island.

Los servicios municipales locales comenzaron a limpiar los restos de peces putrefactos que continúan llegando a las playas arrastrados por el agua, mientras los turistas huyen de la zona a causa del fétido olor. Se prevé que las tareas de limpieza se extiendan a lo largo de toda esta semana.

La presencia de algas tóxicas que generan mareas rojas es un fenómeno frecuente en Florida. Sin embargo, este año estas se han extendido más de lo común y ya provocaron la muerte de miles de animales marinos, incluyendo a un tiburón ballena que apareció en la isla Sanibel. Además, 287 tortugas marinas perdieron la vida, sufrieron heridas o algún tipo de enfermedad en lo que va del año.

El viento proveniente del mar provoca que las toxinas también afecten a la población. Así, una quincena de personas debieron ser asistidas en el condado de Martin en los últimos días de julio pasado con problemas respiratorios típicos del contacto con la Karenia brevis —la bacteria producida por estas algas— como tos, estornudos y agudización asmática.

“Es una absoluta pesadilla”, expresó Donna Brierley, quien fue de vacaciones con su familia a la playa de Sanibel, pero solo pudo allí estar “unos pocos minutos” antes de marcharse debido a la presencia de “miles de peces muertos en la playa y en el agua”. “Era como un apocalipsis”, describió.