La ministra de Defensa de Países Bajos afirma que su país está en guerra cibernética con Rusia

150

La ministra de Defensa de los Países Bajos, Ank Bijleveld, ha afirmado este domingo que su país está envuelto en una guerra cibernética con Rusia.

“Tenemos que dejar de lado la ingenuidad en esta área y tomar medidas”, ha afirmado la ministra en un programa de la televisión pública holandesa NPO 1. En la misma emisión se observó que las sanciones europeas contra Rusia expiran el próximo enero.

“Lo que está pasando es realmente peligroso. Los rusos influyen en elecciones e interfieren en nuestra democracia de varias maneras”, ha dicho Bijleveld. La ministra también ha declarado que tiene información de que Moscú es activo en el tema de la Agencia Mundial Antidopaje y en la investigación sobre el derribo del MH17 de Malaysia Airlines en Ucrania en julio de 2014.

“Estamos invirtiendo más en los servicios de inteligencia para poder ver qué está pasando y tomar medidas cuando sea necesario”, ha afirmado Bijleveld. “También tenemos un comando cibernético activo y hemos ofrecido a la OTAN desplegar cibersoldados a nivel internacional”, ha agregado.

“Maniobra de distracción”

La semana pasada, Bijleveld anunció que en abril Países Bajos deportó a cuatro ciudadanos rusos que planificaban un ciberataque contra la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ). Bijleveld afirmó entonces que los cuatro deportados eran miembros de la inteligencia militar rusa.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, indicó que las acusaciones de los Países Bajos constituían una maniobra de distracción, realizada deliberadamente antes de una reunión de la OTAN a pesar de que la historia se remonta al pasado abril.

“Quisiera que prestaran atención al hecho de que el mismo día que tuvo lugar aquella rueda de prensa, si no me equivoco, se celebró la reunión de los ministros de Exteriores de la OTAN, algo que también hay que tener en cuenta si hablamos de coincidencias, sean directas o indirectas”, anotó el canciller ruso.

“Viaje rutinario”

Además, Lavrov resaltó que “no había nada secreto” en el viaje de dichos ciudadanos rusos a La Haya. “Fue un viaje rutinario, no se escondieron cuando se hospedaron en el hotel ni cuando llegaron al aeropuerto ni cuando visitaron nuestra Embajada”, dijo el canciller ruso.

Según reveló Lavrov, los ciudadanos rusos fueron detenidos sin explicación alguna, no se les permitió contactar con la Embajada y fueron expulsados del país. Parecía un malentendido, y no se envió ninguna nota diplomática a Moscú.

Países Bajos esperó casi seis meses para publicar datos sobre la expulsión de los cuatro rusos del país, lo cual, según los diplomáticos rusos, “solo a los ignorantes les puede parecer extraño”.