La nieve eterna de Suiza desaparece a pasos agigantados

445

Investigadores de la Universidad de Ginebra y la división que el grupo GRID del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente posee en esa ciudad han concluido que el territorio de Suiza cada vez está menos cubierto de nieve, un cambio “probablemente relacionado con el calentamiento global”.

Este estudio, basado en el análisis de datos obtenidos vía satélite durante 22 años, indica que la nieve “desaparece gradualmente de la meseta y escasea cada vez más” en el territorio suizo.

Así, las regiones con menos nieve ocupaban un 36 % de ese país europeo entre 1995 y 2005 y suponían un 44 % en el período entre 2005 y 2017, mientras que las zonas de nieve eterna se redujeron del 27 % al 23 %, en unos 2.100 kilómetros cuadrados.

Grégory Giuliani, investigador de la Universidad de Ginebra, ha detallado que este fenómeno resulta “particularmente evidente en la región de Ródano”.

“Además de los aspectos económicos relacionados con el turismo”, esta modificación plantea cuestiones como “la gestión del riesgo de inundaciones o el abastecimiento de agua”, establecen estos científicos.